Si bien la democracia no se agota en los procesos electorales, la misma es inconcebible sin elecciones. Uno de los factores esenciales de la democracia es la celebración de elecciones libres, periódicas, transparentes, competitivas. El derecho del sufragio no está conectado en exclusiva con la democracia representativa, pues también mediante el voto se ejercen los mecanismos semidirectos.-